Sólo 500 personas asistieron al Grito en Tampico

A las 18:00 horas, los 500 tampiqueños que se animaron a asistir al evento conmemorativo del Bicentenario, comenzaron a arribar a la Plaza de Armas, donde los esperaban varios filtros de seguridad.

Para poder llegar a la explanada del pórtico los asistentes eran objeto de múltiples revisiones, incluso con detectores de metales, por parte de los elementos de la tercera zona de la Policía Metropolitana.

En tanto, personal de Ejército y de la Policía Federal rodeaba el perímetro varias cuadras a la redonda del edificio del Ayuntamiento porteño; en la parte alta de los edificios que circundan la plaza se alcanzaban a observar alrededor de 20 francotiradores.

La seguridad era extrema; las fuerzas federales examinaban a toda persona que resultara sospechosa; antes y después del evento un helicóptero de la Policía Federal sobrevolaba a baja altura sobre el primer cuadro citadino llamando la atención de los ahí reunidos.

El deslucido programa artístico dio inicio a las 18:30 horas, con la participación de un mariachi que entonaba música tradicional mexicana y dos grupos de jazz que pasaron inadvertidos.

En las bocinas colocadas a los extremos del templete se escuchó a las 19:00 horas el llamado de inicio de la ceremonia cívica con los honores a la bandera y la entonación del Himno Nacional en el interior del Ayuntamiento, con la asistencia de sólo la mitad del Cabildo, representantes del gobierno del Estado y autoridades militares.

Pero para sorpresa de la primera autoridad municipal sólo se encontró con no más de quinientas personas congregadas; lejos estaban las cifras del Grito del año pasado donde asistieron, según la Dirección de Protección Civil, más de 8 mil personas.

Sin preámbulo comenzaron los vítores a los Héroes que nos dieron patria y libertad hace 200 años; mientras con euforia, la poca concurrencia trataba de darle réplica al alcalde con alegres “vivas”; pero el ambiente de tensión imperaba ante un posible hecho de violencia.

El Grito de Independencia de este año en Tampico, pasó a la historia, por la temprana hora que se realizó y porque el alcalde se dejó ver ante sus gobernados no más de un minuto, regresando al interior del Palacio para dar por concluido el evento a las 19:03.

Anuncios

Altamira celebra Grito de Independencia sin complicaciones

El tradicional Grito de Independencia en Altamira que había sido programado para las 21:30 horas, se adelantó media hora y no duró más de 15 minutos.

En representación del gobernador asistió el director general de Administración, Sergio Castillo, quien junto con el presidente y su esposa, fueron los únicos en el balcón que en años anteriores lució abarrotado.

A diferencia de Madero y Tampico aquí sí hubo pirotecnia, aunque la quema se hizo muy cerca de la laguna de Champayán para evitar percances.

Desde el balcón ubicado en la Presidencia Municipal el alcalde Héctor Villarreal saludó a los asistentes reunidos en la plaza principal, donde el acceso estuvo restringido mediante la colocación de vallas y fuertemente custodiado por distintas corporaciones y desde ahí emitió el Grito emulando al cura Miguel Hidalgo, que hace 200 años inició la lucha de Independencia.

Avala el Senado La Victoria de Tampico

Avala el Senado la conmemoración del 11 de septiembre,  día en que se conmemora La Victoria de Tampico del 11 de septiembre de 1829.
 
 

 

Este día el Pleno de la Cámara de Senadores aprobó un proyecto de decreto para que la Bandera Nacional  sea izada a toda asta el día 11 de septiembre por el aniversario 181 de la victoria sobre el ejército de  España en Tampico, ocurrida en 1829.
 
A través de una adición al Artículo 18, inciso “a)”, de la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales, se pretende fortalecer la conciencia cívica, identidad y conocimiento histórico del país.
 
La propuesta fue presentada el pasado 18 de agosto por los Senadores Amira Griselda Gómez Tueme y Melquíades Morales Flores, además de los diputados José Francisco Rábago Castillo y Morelos Canseco  Gómez, todos ellos pertenecientes al Grupo Parlamentario del Revolucionario Institucional.
 
En el contenido de la iniciativa se explica la importancia de la batalla ocurrida en Tampico en 1829, para  acabar con los intentos españoles de reconquistar el país y consolidar la Independencia, con el  reconocimiento oficial del Imperio ibérico.
 
La fecha remite a la noche del 10 de septiembre de ese año, cuando el glorioso Ejército Mexicano logró la  toma del Fortín de “La Barra”, en Tampico, el cual se encontraba en poder del Ejército Español y con ello, se  puso fin a las pretensiones de la reconquista de México por parte de España, dando lugar a la firma del
 
Tratado de Paz y Amistad entre ambos países, mediante el cual, el Reino de España reconocía a México  como independiente y se comprometía a nunca más tratar de volver a invadir a nuestro país.
 
Finalmente, en una votación nominal de 76 sufragios a favor y una abstención, se avaló el dictamen y se  remitió a la Cámara de Diputados para su revisión.
 
 
Sin duda, ¡otra victoria para Tampico!
 
Felicidades a todos.